Forastero de Ohio/Ohio Stranger

Sólo los Traidores Entregan a la Patria [Jose Angel Lagos]

Posted in Comentario by alvarezgalloso on marzo 18, 2009

Sólo los Traidores Entregan a la Patria

TERRITORIO NACIONAL, El Salvador-Lo escribimos en otra columna con este titular: “El Salvador con el Ejemplo Cercano” y decíamos entre líneas que “bastaba el hecho de que los salvadoreños miraran más allá del Golfo de Fonseca lo que estaba ocurriendo en Nicaragua, para no repetir lo mismo y no acarrearan el comunismo en sus elecciones nacionales (…).” Pero, desgraciadamente los pueblos no razonan, volvemos a repetir incansablemente, y en el caso de El Salvador acaba de suceder lo que nos temíamos: el triunfo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), con Mauricio Funes como candidato. Los cables internacionales insisten en usar el eufemismo de “ex guerrilla salvadoreña” para referirse al FMLN. ¡Pero no! ¡Se equivocan! Porque se trata de los mismos mercenarios adiestrados en Nicaragua y Cuba, que incendiaron a El Salvador en las décadas de los 70 y 80, causándole inmenso dolor a su población y son ellos mismos los que hoy aparecen sin haber cambiado esencial y existencialmente. Son los mismos… vestidos hoy con traje y hablando más recatados.


Lo más duro de todo esto es la panorámica que presenta el istmo con Honduras en manos del marxista Manuel Zelaya; Nicaragua en manos del comunista Daniel Ortega; Guatemala, en poder del leninista Alvaro Colom (los tres repartiendo miseria por doquier); y ahora ha caído El Salvador en manos de otro demagogo de izquierdas, llamado Mauricio Funes, un individuo cuya conducta personal ha sido siempre reprochable y deleznable, según se sabe acertadamente en su propio país.

 

Detrás de esta jauría que ladra en contra de los Estados Unidos, están los sangrientos hermanos Castro y el histriónico Hugo Chávez, prestando el territorio de Venezuela a los bombarderos rusos y estableciendo contactos con la China maoísta. Atrás de este venezolano criminal, yacen Rafael Correa en Ecuador; Evo Morales en Bolivia; Lula Da Silva en Brasil; Michelle Bachelet en Chile; y Cristina de Kirschner, en Argentina. ¡Es duro saber lo que estos pueblos han hecho con el voto a América Latina! ¡La han entregado a las fauces de las dictaduras de izquierdas! ¡Un subcontinente que creíamos a salvo después del desplome del Pacto de Varsovia en Europa! Pero ahora el repunte del marxismo (del populismo vacío), parece estar en su apogeo.


Retornando a El Salvador, los expertos en economía tienen suficientes razones para preocuparse debido a las políticas futuras que irá a implementar Funes en el país: ¿Cortará a los Estados Unidos como principal socio comercial y hará lo mismo de Zelaya y Colom y abrirá los absurdos mercados de Cuba y Venezuela? ¿Le dará la espalda a los Estados Unidos, sabiendo que los 3,2 millones de salvadoreños residentes en esa superpotencia han hecho algo más que una vida y la de sus familiares, gracias a los estadounidenses, y envían mes a mes un dinero que resulta vital para la economía de esta nación centroamericana? Funes deberá tener mucho cuidado y no jugar con fuego con el tema de las remesas que sustentan una parte importantísima de la realidad de El Salvador. Este asunto deberá tratarlo con precaución y extremada sutileza, sin que afloren sus “garras marxistas”, tal y como ha sido su costumbre. Lo cierto es que Mauricio Funes del FMLN, ganó a Rodrigo Avila, del partido ARENA, con un 51,2 por ciento de los votos, ante un 48,7 por ciento. Lo que sigue no es difícil imaginarlo: arengas comunistas en San Salvador, proclamas al Ché Guevara y a los criminales hermanos Castro, visitas reiteradas de Hugo Chávez, llevando promesas que no cumplirá; entreguismo más decidido al ALBA; mientras, en los Estados Unidos, seguirán viviendo como parásitos miles de comunistas centroamericanos que se aprovechan de las libertades individuales y humanistas que esta democracia les da, para acribillar a la nación de Washington y Lincoln desde adentro, en clara traición.


El triunfo de Mauricio Funes en El Salvador ha sido funesto para quienes amamos al sistema democrático, para quienes nacimos y nos criamos desde hace 48 años dentro de un régimen de libertades y observamos que nuestros hijos siguen los mismos pasos. Y como un niño entrega inconscientemente a su padre a sus enemigos, quienes votaron por Funes acaban de entregar a la patria. Atrás han quedado los soldados que dieron sus vidas en defensa de la democracia salvadoreña… Fue un esfuerzo en vano. Pienso también ahora en el ex presidente José Napoleón Duarte, un grande por antonomasia… Es duro, pero es así.

Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: