Forastero de Ohio/Ohio Stranger

La política no es para aficionados Trump y Carson pueden perder en la final Por José Brechner

Posted in Jose Brechner by alvarezgalloso on noviembre 4, 2015
 
La Convención Nacional del Partido Demócrata de los Estados Unidos, que ungirá a su candidato oficial a la presidencia, se llevará a cabo del 15 al 28 de Julio de 2016, en el centro Wells Fargo de Filadelfia.
 
La Convención Nacional Republicana está programada para efectuarse del 18 al 21 de Julio de 2016 en el Quicken Loans Arena de Cleveland, Ohio.
 
Las elecciones generales para presidente y vicepresidente se celebrarán el Martes, 8 de Noviembre de 2016 y el presidente electo asumirá el poder el 20 de Enero de 2017. El mismo día en que fenece el  mandato de Barack Obama, el presidente número 44, quien asumió el poder el 20 de Enero de 2009, siendo reelegido en Noviembre de 2012.
 
Hasta que se depure la lista de aspirantes a habitar en la Casa Blanca, la pugna es fundamentalmente interna. Entre los demócratas hay dos candidatos: Hillary Clinton que tiene experiencia, pero guarda muchos cadáveres en el closet, lo que podría anular su postulación. Y Bernie Sanders, un senador  socialista, independiente, asociado a los demócratas.
 
Sanders es representante del Estado de Vermont y fue diputado durante 16 años antes de ser electo senador en 2006, batiendo el récord como el independiente que más tiempo duró en el congreso.
Más interesante que la campaña Demócrata es la Republicana, pues hay caras nuevas en la lidia. Donald Trump (empresario) y Ben Carson (médico). Ambos novatos están ganando en las encuestas populares, pero la falta de experiencia política se hace notoria cada vez que les hacen preguntas específicas acerca de temas cruciales.
 
La historia norteamericana de las últimas 11 elecciones presidenciales, revela que cuando un partido es reelegido por dos términos seguidos, éste no llega a ser elegido de nuevo. Esta tendencia se hizo más visible después de que gobernaron los Demócratas. De manera que los Republicanos serán los probables vencedores de la contienda, principalmente después de un gobierno nefasto como el actual.
 
El cansancio de la población norteamericana con los políticos de carrera, tiene buenos fundamentos. Los legisladores han hecho un pésimo trabajo en las últimas décadas, tratando de satisfacer a todos, jugando a la Corrección Política.
 
El fracaso es evidente. Nunca los Estados Unidos, ha perdido tanto espacio geopolítico, ni se ha llegado a una crisis de valores tan profunda.
 
Está retornando una suerte de Guerra Fría con Rusia, y los chinos están mostrando sus músculos. Es bastante improbable que haya una confrontación, porque la economía globalizada los ha convertido en socios (bellezas del capitalismo) pero tampoco es descartable.
 
El próximo presidente deberá encarar a un mundo convulsionado, donde el enemigo de todos es el Islam Radical. La economía norteamericana ha llegado a su punto histórico más bajo con una deuda que linda los 20 trillones de dólares. La conservación de los principios tradicionales, que dieron vida a una de las civilizaciones más sólidas, se desmoronó.
 
Los novatos Trump y Carson pueden tener ideas para corregir algunos errores, pero no tienen el conocimiento profundo ni la experiencia para obrar con certeza. No son estadistas.
 
Como hay tiempo para que los partidos elijan, existen perspectivas para que el Senador Marco Rubio, obtenga mayor apoyo. Rubio goza de los atributos para dirigir Estados Unidos, lo mismo que Ted Cruz. A medida que las discusiones se tornen más complejas, sería natural que desaparezcan los aficionados y primen los profesionales.
 
Trump es insustancial y temperamental, cree que un país se maneja como una empresa. Carson, aunque es más preparado y cálido, también carece de conocimientos vitales. Ninguno tiene sapiencia en política exterior.
 
Cuando se trata de política. Todos opinan, discuten, ofrecen soluciones, votan, pero pocos saben. Para hacer política hay que ser político. Igual que para practicar medicina hay que ser médico. Eso toma una vida de estudio y práctica. Estados Unidos no es una República Bananera donde cualquier ignorante puede ser presidente. Aunque Obama demostró lo contrario. Ese es su legado.
 
www.josebrechner.com
Anuncios
Tagged with:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: